Bienvenido a mi paranoica mente friki

Consejos

Para ver las imágenes de la mejor forma recomiendo usar Cooliris, una aplicación de Mozilla Firefox.

Además, para los principiantes en los blogs de blogger, si vais a hacer algun comentario, recordad NO darle a la tecla enter sino clickear en el botón publicar (o aceptar), ya que si le dais a enter borrareis el comentario.

miércoles, 27 de mayo de 2009

La experiencia

"La experiencia suele ser una sucesión de disgustos, fracasos y sinsabores que amargan más de lo que enseñan" Lepprince, La verdad sobre el caso Savolta, de E. Mendoza.

martes, 26 de mayo de 2009

El progreso

"A veces pienso que el progreso quita con una mano lo que da con la otra. Hoy son los caballos, mañana seremos nosotros." Pajarito de Soto, La verdad sobre el caso Savolta, E. Mendoza

sábado, 16 de mayo de 2009

Lluvia

La lluvia es tan…
cálida. Baja
suavemente del cielo,
cantando y
te arropa
con su húmedo
manto:

Estoy aquí,
no estás solo.

Tras tu ventana posa
su mano
en el vidrio y
te invita
a su deleite.

Ven,
ven conmigo,
cantemos
bajo el estrellado cielo.

Y mientras caminas
por la calle, ella
juega contigo,
y se ríe
con cada chapoteo
de tus pasos.

Y va seduciéndote,
con sus suaves
caricias. Y si
la miras
a los ojos,
te cogerá el rostro
delicadamente
y te besará
la frente con
sus húmedos
labios.

Vamos,
ven, corramos
juntos por el
rociado campo.

Dividida

Y cuando quise darme cuenta estaba rodeada: un apretado corsé me cercaba el pecho y en cada mano, las riendas de dos corceles, uno negro y otro blanco. Cada uno tira para un lado, pero yo no puedo soltarlos, están atados a mi corsé.

Agarré fuertemente los ramales e intenté dirigir a los caballos, avanzando lentamente, a trompicones. Sin embargo, eran tan fuertes que me desequilibraban.

Traté de respirar, pero el aire no bajaba de mi garganta. Quería sentarme, encogerme, sólo por descansar al margen de todo, pero el corsé me lo impedía. Y grité. Grité con todas mis fuerzas. El aire que al fin conseguí reunir salió de mi boca en forma de un leve quejido que quedó ahogado por el relinchar de los caballos.

Y entonces lo oí, lo noté. Lo sentí bajo el ruido de los cascos: primero fue una punzada, continuó con una pequeña cisura, y luego los caballos salieron corriendo, en direcciones contrarias, perdiéndose en el vacío.

Y yo me quedé allí, tirada en el suelo; medio desorientada y medio aturdida, sin aliento ya y sin nada que me arrastrara a ningún sitio ni a ninguna parte. Sólo aquel sucio corsé ahogándome…

jueves, 14 de mayo de 2009

Ser yo

Me gustaría ser
mano de artista
que patina con grafito
sobre pasta de papel.

Ser como el poeta,
llenar de lágrimas mi tintero
para impregnar con mis emociones
tantas palabras no dichas.

Me gustaría ser alfarero,
y barro, y escultura, y cincel…
Desearía ser como las notas
de esa música que oigo
tan dentro de mí.

Quisiera ser yo,
incluso a pesar mío;
descubrir que sería capaz
de cualquier cosa
sin dejar de ser nunca
como yo misma.